Knock, knock…

Knock, knock… | De pequeños solíamos jugar al “ring-raje”, el juego consistía en tocar el timbre en cada casa y salir corriendo a todo motor. La verdad que mucha gracia no causaba, pero lo cómico era lo que uno imaginaba que pasaba. ¡Qué inocentes! Con Stranger Door Knocker la cosa cambiaría…

Se trata de una mano que funciona con tres baterías AA que mediante un sensor se activa y golpea la puerta. Una forma original de avisar que uno ha llegado a la cita, pero la verdad que da un poco de impresión esa manopla que se mueve… argggg…

Things You Never Knew14,98 $