Captura de pantalla 2013-11-28 a la(s) 16.49.40

En pos de un consumo responsable

En pos de un consumo responsable | El concepto de “consumo responsable” se ha vuelto cada vez más habitual. Cada vez más son los ciudadanos que optan por un consumo más ecológico, ¿y por qué no? más solidario. Al hablar de consumo responsable se deben considerar conceptos como:

– el impacto ambiental del producto en su producción, transporte, distribución, consumo y residuos que deja
– la huella ecológica que determina su consumo
– saber empresas, productos y servicios que respetan el medio ambiente y los derechos humanos

La otra cara de la misma moneda nos habla de un consumo solidario, como el conocido “comercio justo”, en donde se garantiza el trato justo de los trabajadores (evitando la explotación) y la desigualdad entre productores / distribuidores.

Existen diversas formas de hacer de nuestro consumo, un consumo responsable para así favorecer la conservación del medioambiente y la igualdad social. Como consumidores podemos optar por productos ecológicos como alimentos, productos de limpieza, electrodomésticos que consumen menos energía, accesorios reciclados. Si bien el precio de ciertos productos ecológicos son más elevados que otros convencionales, éstos van bajando poco a poco lo que favorece a la “democratización” de ayuda al medioambiente.

El objetivo es sencillo cuidar del medioambiente, y es indispensable que cada uno de nosotros modifique sus hábitos de consumo para conseguir la supervivencia de nuestro planeta. Ya sé que pensarás que no es tan serio, que dejas que los avances tecnológicos den con la pócima mágica para salvar la capa de ozono, la contaminación de los ríos, la deforestación de los bosques… pero ¿tan seguro estás?

Tenemos un reto: reducir al menos un 5% las emisiones de gas de efecto invernadero durante el periodo de 2008-2012, con respecto a los niveles registrados en 1990; para disminuir a la mitad de aquí a 2050 (según el protocolo de Kyoto). Todos podemos ayudar en casa, en la oficina, en familia. ¿Cómo? Simple:

En la oficina adjunta en la firma de tus e-mails la necesidad de imprimir un e-mail, (ejemplo: Por favor antes de imprimir este correo, piensa si realmente es necesario. Cuidemos nuestro medioambiente). Reutiliza el papel usado ya sea como papel de borrador, imprimir documentos internos, etc. Te sorprendería saber que en España el consumo de papel alcanza los 70 kg por empleado de oficina al mes. Si decides reciclar el papel, al año se puede evitar la tala de 12 árboles, 15 000 litros de agua, el equivalente energético de 720 litros de petróleo, sin contar una masa considerable de deshechos.

A la hora de realizar tus compras, es importante reducir el uso de bolsas de plástico y acostumbrarnos a las bolsas reutilizables y a los carritos de la compra. A la hora de comprar alimentos, puedes optar por los que poseen el logo de “Agricultura biológica”, esto significa que un producto procede de la agricultura biológica y se compone de al menos 50 % de ingredientes procedentes de este modo de producción. Los productos con la etiqueta ecológica en su packaging han reducido su impacto sobre el medioambiente a lo largo de su ciclo de vida.

Cuando te muevas por la ciudad, recuerda que si 1 español de cada 100 redujese a la mitad sus desplazamientos en coche, ¡cada año habría 25 millones de toneladas contaminantes menos en nuestra atmósfera! ¿Se te ocurren otras formas de viajar? En bicicleta, autobús, metro, tren…

El reciclado de la basura es una práctica bastante instaurada en nuestra sociedad, pero a veces existen errores que suponen grandes pérdidas. Un ejemplo de ello es ¡el 70% de las pilas usadas acaban en la basura o en la naturaleza! Un error de selección a la hora de tirar la basura supone que el resto del contenedor no se pueda reciclar.

La idea de cuidar el medioambiente no sólo se juega en nuestro campo como consumidores, sino que también que muchas empresas se han sumado, a su manera (claro está), mediante el logo de “envase reciclable”, productos que favorecen el mediambiente, reducción de consumo de energía, etc. Veamos algunas empresas:

En pos de un consumo responsable |

Nuestro papel es clave. No hay que pensar que nuestra participación es insignificante, que son las grandes empresas e industrias las responsables de cuidar el medioambiente. El consumidor es el responsable último del deterioro medioambiental. Optar por un consumo responsable es cada vez más fácil. En Internet abundan sitios de compras ecológicas, pero también se venden productos “verdes” en comercios convencionales. Las empresas fabricantes de productos ecológicos privilegian la lucha contra el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales respetando el entorno en vez de la estética de sus productos.

Es un cambio de mentalidad, pero no es complicado. Poco a poco te irás dando cuenta de cómo sumarte a un consumo responsable. No es complicado cubrir tus necesidades cotidianas con productos adecuados y compatibles con el respeto a la naturaleza.

Muchas organizaciones han sumado su voz a este desafío mediambiental, podrás encontrar más información en:

Piensa en Clima

Consumo Responsable

Consumo Repsonsable (ORG)

Descarga el manual de consumidor responsable desde aquí o la guía de bolsillo y conoce las formas de comenzar un consumo responsable.

Algunas tiendas ecológicas donde puedes comprar son:

http://www.ecotiendaflordeacebo.es
http://www.olokuti.com
http://www.fepeco.es/catalogo/index.php?enlace=empresas
http://www.biohabitat.terra.org
http://www.ecototal.com

Todos somos protagonistas de este cambio… no te quedes fuera: apuesta por el consumo responsable.

Ayúdanos a expandir la voz y escribe un post sobre consumo responsable en tu blog y ayúdanos a la reforestación de la selva brasileña. La Unión Fenosa ha lanzado este proyecto sobre eficiencia energética que pretende enseñar a los usuarios a utilizar mejor la energía reduciendo las emisiones de CO2. La Unión Fenosa donará a la ONG AccióNatura 1 € por cada usuario registrado y 5 € por cada blog que mencione la acción en un post. La cifra que se pretende donar es de 84.000€. ¡Ayúdanos, Ayúdate!

Este post pertenece a la acción “100 posts sobre el cambio climático”