Captura de pantalla 2013-11-27 a la(s) 09.59.58

Consejos para las rebajas

Consejos para las rebajas | Amigos, amigas, se acercan las épocas de rebajas y la mente empieza a elaborar una lista de necesidades (o, mejor dicho, ¿caprichos?) que no pueden escaparse de la tarjeta de crédito. Despúes de nuestro especial rebajas en moda de mi compañera Tere, he pensado que unos consejos os vendría bien durante las rebajas.

Claro está que las malas noticias acosan nuestros deseos, la famosa crisis que tanto hizo padecer a nuestros armarios, a nuestras pulsiones consumistas y más se hace escuchar y, con calculadora en mente, salimos a la caza de nuestras necesidades. ¿Estáis listos para afrontar las rebajas? ¿Os animáis, al estilo David, a enfrentar y ganar al gigante del ahorro?

No quiero pecar de sabelotodo, pero hay algunos consejitos que vienen bien a la hora de salir de rebajas y ahorrar unos morlacos. Si bien algunos prefieren salir a las calles a pasar revista de los escaparates y ofertas, mientras otros se quedan en casa navegando por las tiendas online de rebajas, los consejos vienen bien para ambas opciones.

  1. Inspecciona tu armario. Antes de salir de rebajas es importante tener en cuenta lo que uno necesita. Es por ello que te aconsejo que revises tus armarios y cajones para tener noción de las cosas que te hacen falta o no. Muchas veces me ha pasado que, al volver con mi bolsa de compras y ordenar mi armario, encuentro ropa o accesorios por partida doble ¡y hasta sin usar! Evita caer en el error de “es barato, me lo llevo igual ¡10 € no es dinero!”… pues lo es si no lo vas a usar.
  2. La sinceridad ante todo. Ya no te engañes más, la talla 38 ya no te vale… ¡deja de comprar tallas pequeñas (las que quedan en almacén) con la ilusión de adelgazar! Ya has cometido el error muchas veces, mientras tú intentas adelgazar esos kilos, tu armario se hincha de ropa pequeña sin usar. Compra lo que usarás… disfruta de tu cuerpo tal como estás que ya vendrán otras rebajas.
  3. Camina, analiza, compara. Si descubres lo que andas buscando en una tienda, no te apresures: ¡camina, analiza, compara! Existen muchas tiendas por ahí que ofrecerán lo mismo a un precio mejor. No te dejes levar por la ansiedad, la primera calentura nunca es buena. Encuentra la mejor oferta disponible… siempre.
  4. Las segundas partes suelen ser buenas. Contra todo pronóstico, en época de rebajas, las segundas rebajas son muuuy buenas ¡hasta un 75 % de descuento! Si bien el riesgo de esperar a las 2ª rebajas nos hace temer a no encontrar lo que deseamos, a no encontrar el color o la talla ideal, estas rebajas nos sorprenden gratamente con sus ofertas inigualables ¿te animas a esperarte un tiempillo más y sacarle jugo a tus bolsillos?
  5. Controla tu dinero. La vorágine de las rebajas a veces nos hace perder el norte, empezamos a gastar dinero a mansalva y al llegar a casa confirmamos que en la billetera sólo nos queda el DNI. Para evitar este mal sabor de boca (y las riñas de tu pareja o padres), sal de rebajas con un presupuesto limitado y evita las tarjetas de crédito. Lleva efectivo para así poder controlar tus gastos.

También cabría añadir a esta lista de consejos la premisa: Dime con quien andas y te diré cómo compras. Es importante analizar a tu cómplice de compras, no es lo mismo ir con tu madre o tu pareja de rebajas que con tu mejor amiga, está claro que tu amiga será responsable de incitarte constantemente a la compra con frases como “¡sólo 15 € por ese pantalón que te hace el culete de maniquí! Yo ni me lo pensaría…”, o “si yo tuviese 5 € ese reloj no se me escapa”, o “si te lo piensas dos veces ¡ya me lo llevo yo!”. Estas frases pululan constantemente en épocas de rebajas y con amigas… Elige bien a tu acompañante de compras para evitar pecar más de la cuenta…

Los consejos se podrían multiplicar dependiendo de nuestra naturaleza consumista, sin embargo me quedo con el denominador común de [email protected] nosotros: nos gusta ir de compras, la ansiedad, el disfrute de regalar y ser regalado. Conocer tus debilidades te ayudará a construir tus fortalezas a la hora de salir de compras y afrontar al tentador monstruo: Las Rebajas. Lo importante es evitar esa sensación al llegar a casa con muchas bolsas y muchos paquetes y al colocarlos sobre la cama, sentir que nada de lo comprado nos hace verdadera ilusión. Eso nos suele dejar con la billetera y el corazoncito en déficit y eso no puede pasarnos ¡y menos en época de rebajas!

Amigas, amigos, ya sabéis: en época de rebajas controlad vuestros impulsos, vuestros bolsillos para que la crisis no nos pase factura en la cuesta de enero, febrero, marzo… Controlad las políticas de devolución, las posibles taras de los Consejos para las rebajas | productos… y vuestras carteras ¡que siempre anda un ladronzuelo con las manos muy largas que aprovecha la revolución de las rebajas para hacerse con un vuelto!

Hasta aquí los consejos, vosotros ya tenéis la llave para darle vía libre a vuestros deseos consumistas… pero controlad, analizad, comparad: la mejor oferta os espera a la vuelta de la esquina. ¡Que nosotros no somos tontos!