Captura de pantalla 2013-11-12 a la(s) 19.09.41

¿Comprar en la tienda o en la web?

¿Comprar en la tienda o en la web? |

Cada vez son más las marcas de moda que deciden dar el salto a la web y venden sus productos online. Desde la veterana Mango, pasando por la esperada Zara y hasta la recientemente estrenada Blanco, todas tienen en común que son líderes en la venta de artículos de moda y complementos y cuentan con un importante volumen de ventas, pero no por ello quieren perder el tren de Internet.

Tener una versión online de sus tiendas, además de reportar beneficios económicos, también supone un valioso método de comunicación con los usuarios gracias a las herramientas de la web 2.0. Resulta muy sencillo enlazar la página de la prenda que nos gusta, comentarla y valorarla, publicar las últimas novedades de la colección en nuestro blog, comparar precios, buscar los clones de las marcas de moda más exclusivas o comprar el último look de la it girl del momento. En definitiva, en la red todo es más rápido y dinámico, a las tiendas les aporta valiosa información sobre gustos, tendencias, intención de compra, etc., además de publicidad indirecta de sus productos que en ocasiones llegan a agotarse en poco tiempo gracias a las técnicas del marketing viral.

Por otra parte, la venta online puede suponer el único medio a nuestro alcance para comprar determinados artículos al no disponer cerca de establecimientos de la marca. Sin embargo, no siempre es así, de hecho suele ser habitual que muchos de los usuarios que compran online dispongan de una amplia oferta de establecimientos en su localidad. En este último caso, ¿por qué comprar en la web si tenemos una tienda cerca? Comprar online tiene una serie de ventajas y desventajas que os enumero a continuación.

¿Comprar en la tienda o en la web? |

Ventajas de comprar en la tienda online

  1. Sin esperas. Para mi es una de las principales ventajas de comprar online, te evitas las colas infinitas en las cajas y en los probadores, así como los agobios de tiendas llenas de gente hasta los topes.
  2. Sin horarios. La tienda online está abierta 24 horas, 365 días al año, una flexibilidad de horario casi imposible de igualar por una tienda física. No hay prisas porque vayan a cerrar, podemos pasar horas y horas navegando por la web, da igual que estemos sólo mirando o que compremos.
  3. Todo ordenado. Cada prenda en su sección, ordenada por precio, o por color, o por estilo y no montañas de artículos encima de las mesas en las que es imposible encontrar una talla o un modelo determinado, sobretodo en rebajas.
  4. Disponibilidad de stock. En muchas ocasiones acudes a la tienda física por las últimas novedades que has visto en la tienda online y bien porque no han llegado, o porque se han agotado, te vuelves a casa igual que te habías ido o con algo que en un principio no pretendías comprar. En la tienda online tienes la información del stock al instante, lo que ves disponible es lo que hay.
  5. Promociones exclusivas. Para incentivar las ventas y promocionar sus tiendas online, las marcas suelen lanzar ofertas válidas únicamente para su versión virtual y que incluyen interesantes descuentos.
  6. Entrega personalizada. En casa, en el trabajo, en la tienda… normalmente existen varias posibilidades para que la entrega de tu compra sea lo más cómoda posible.
  7. Packaging. En ocasiones suelen enviarte los artículos en útiles cajas decoradas o acompañados de prácticas bolsas reutilizables.

¿Comprar en la tienda o en la web? |

Desventajas de comprar en la tienda online

  1. No te lo puedes probar. He aquí la gran desventaja de las compras online, ya sea por cuestión de talla (¡unificación de tallas ya!) o porque no te sienta bien, en ocasiones el artículo no acaba siendo de tu agrado.
  2. Gastos de envío. Personalmente lo considero un mal menor ya que en ocasiones pueden ser gratuitos (promoción, gasto mínimo, recogida en tienda, etc.), sin embargo es cierto que no tiene mucho sentido pagar unos gastos de envío si cuentas con un establecimiento cerca de tu residencia.
  3. Parece pero no es. En la web no se puede apreciar la textura del tejido o la calidad de los acabados, ese vestido que en la web se ve precioso, en tus manos puede parecer un simple trapo.
  4. Devoluciones. Aunque a veces son gratuitas y se pueden realizar en la tienda física, no siempre es así y hay que reconocer que duele tener que pagar por la devolución de un artículo que no te has podido probar previamente.
  5. Tiempo de espera en la recepción de la compra. Normalmente los envíos tardan pocos días en llegar pero, por muy rápido que sea, te puedes olvidar de “comprar y estrenar”.
  6. No todo está online. En ocasiones las marcas únicamente comercializan online parte de sus productos y no el catálogo completo.
  7. Ir de tiendas. El shopping online no sustituye el placer que para algunas tiene el ir de tiendas con las amigas y todo lo que ello conlleva (risas, comentarios, opiniones…).

En mi balanza personal pesan más las ventajas que las desventajas de comprar en la versión online de las marcas de moda ¿y en la vuestra? ¿Preferís la compra online o en la tienda física? ¿Por qué?