SNV32555

Revisión: camión y casita GUAY en cartón peliculado para niños

Hace aproximadamente un mes que mi hijo mayor, Adrián de 3 años recién cumplidos, vive una de las mayores ilusiones de todo niño: tener una casita de juguete en su cuarto para jugar… nunca lo había visto así, ni cuando los Reyes Magos desembarcaron en casa. Todo empezó hará dos meses cuando me contactó Erick de la tienda de objetos Revisión: camión y casita GUAY en cartón peliculado para niños | de diseño para el hogar BabelFusion.

Tenía un nuevo proyecto entre manos: PaperArts, el arte del papel o, dicho de otro modo, el cartón reciclado en ilusión para los niños. Me presté al juego y me envió un camión junto a una casita, hechos de cartón peliculado, para que mi hijo pudiese disfrutarlo, y yo descubrir una inmejorable alternativa a esos juguetes de plástico que salen mucho menos económicos y no son tan ecológicos.

Juguetes para niños en cartón peliculado, esa es la idea de la línea de juguetes GUAY que puedes encontrar en la página web oficial del proyecto, PaperArts. Además de la casita y el camión distribuido bajo la marca GUAY, también puedes encontrar una mesa y taburetes e incluso una locomotora, juguetes que permiten a los niños dar rienda suelta a su imaginación y vivir sus propias historias. Pero…

¿Por qué usar el cartón peliculado y no simplemente plástico? Charlando con Erick por e-mail, me lo explicó con mucho entusiasmo, charla que se puede resumir en los siguientes puntos:

  1. Es más ecológico: la idea consiste en aprovechar los recortes de cartón reciclado para darles una segunda oportunidad de vida, de lo contrario se convertirían en unos desechos.
  2. Es más didáctico: el objetivo consiste en transmitir la idea de consumo responsable a los niños, la importancia que tiene el reciclaje y guiarles desde pequeños hacía un consumo ecológico.
  3. Es más económico: una casita de plástico cuesta hasta tres veces más que una de cartón peliculado. Si bien no es tan resistente, no hay nada que no pueda arreglar un poco de celo.

El montaje es un juego de niños, pero os aconsejo hacerlo cuando los vuestros no estén, de lo contrario podríais tener a uno o varios ayudantes improvisados que retrasarán el montaje y hasta podrían hacerlo peligrar… mi hijo es un encanto pero su ilusión desbocada mientras trataba de ordenar las piezas no me ha sido de gran ayuda, pero bueno… al final me haRevisión: camión y casita GUAY en cartón peliculado para niños | hecho reír un montón. Duración total del montaje sin niños: 5 minutos, 25 minutos con niños a modo de ayudantes.

He de decir que desde el primer momento me encantó el producto, tiene un excelente acabado y tanto la casita como el camión lucen muy bonitos. Quién los haya diseñado lo hizo con mucho gusto, sin duda. El cartón plastificado es resistente a la humedad y hasta a los golpes de nuestros querubines. El aspecto brillante y colores vivos son detalles que hace que un padre se quede satisfecho con su elección. Mientras tanto, el peque ya está dentro gritando… “Veeeeeen, Papá, veeeeen…” Lo siento, el deber me llama… no sé cómo he hecho pero lo cierto es que quepo sin problemas. Venga, es hora del té y unas galletitas, que aproveche…

Este proyecto, PaperArts, nació hará ahora unos 8 meses… ¿es así Erick? Y he de reconocer que la idea de aplicar el diseño al cartón para crear juguetes para niños no podía haberles salido mejor; están buscando distribuidores en toda España y se venden ya en Italia. Si tuviese que regalar ilusión a un niño por 50€, no lo dudaría. Tendría su casita de cartón en su habitación en 7 días. Si quieres algo más original, el camión. Cuesta un poco más, unos 83€, pero es más grande y caben más niños… el mío se lo pasó bomba el día de su cumpleaños con todos los críos en casa.

Revisión: camión y casita GUAY en cartón peliculado para niños | Pero he de decir que la estructura del camión y de la casa sufrió un poco. Perfectos no son, pero como decía más arriba… no hay nada que el celo no pueda arreglar. Así que, si os decantáis por una casita o un camión GUAY, también va por ti Erick, he encontrado puntos débiles que pueden ceder si en vez de angelitos lo que tenéis en casa son terremotos en ciernes.

En el caso de la casa, justo encima de la puerta, donde la fachada se junta con el techo, os aconsejo poner de forma preventiva un poco de celo para reforzar esas zonas ya que las constantes aperturas de puerta las desgastan; os dejo una captura de mi arreglo y creo que modificando levemente el diseño, agregando dos aperturas más en el techo con esas pestañas que sirven para encajar las piezas, como podéis ver en esa otra captura, se arreglaría el problema.

En cuanto al camión, es sencillamente genial. A mi hijo le encantan los coches, así que ahora tiene algo mejor: un camión. Descansa en medio del salón… sí, eso es lo malo. No es que el camión sea muy grande (que lo es, mide 145x89x110 de alto), sino que mi piso es muy pequeño, no más de 76 metros cuadrados. Tenedlo en cuenta, y si no, la casita es Revisión: camión y casita GUAY en cartón peliculado para niños | perfecta para cualquier cuarto. Respecto a los puntos débiles del camión: las puertas. Al tener una ventana (un hueco grande), se debilita mucho el marco de la puerta. Por suerte, en la caja estaba la ventanilla, así que basta con colocarla, fijarla con celo y listo.

No son juguetes hechos para durar y durar y durar… además, si tenemos en cuenta que los niños son unos pequeños diablillos que los ponen a prueba una y otra vez, me temo que no os durarán años, pero meses sí, y muchos, siempre que tengan cuidado. Pero,oye… esto es igual porque los niños los disfrutan a tope… Adrián está encantado y si tuviese que comprarle un juguete GUAY, no lo dudaría un solo momento. Sólo se tiene 3 años una vez en esta vida, así que… todo es cuestión de paciencia, educación y ponerle atención. Mi hijo es un caso, lo rompe todo… ¿el tuyo también? No sé cuántos juguetes les he comprado a mis hijos (el más peque tiene 4 meses, no cuenta) a los que no les hacen ni caso, en cambio el camión le encanta. Cada día cuando vuelve del cole lo que hace es sentarse en su camión con sus patatitas (así es como mi hijo llama a las papas), mirando a Manny manitas y la Casa de Mickey Mouse.

Me ha encantado, si quieres conocer el proyecto, visita PaperArts. Para comprar la casita, el camión u otro juguete de la línea GUAY, hay que ir a la tienda online ObjetosParaDecorar, os dejo el enlace directo aquí. Un saludo Erick, tengo que subirme a un camión con mi hijo rumbo a… ¿quién sabe dónde me llevará mi hijo?