¿Trabajas? La vida es muy corta

¿Trabajas? La vida es muy corta |

Al entrar en el área de trabajo nos encontramos con un sin fin de emociones al respecto. Algunos estarán contentos, otros realizados, fracasados, aburridos, desperdiciados… ¡ay, el trabajo! Lo cierto es que si Adán no hubiese comido la manzana, si Eva no se hubiese dejado tentar por la serpiente estaríamos todos corriendo con tapa rabos de parra en el paraíso… es decir, sin trabajar.

Según teorías economistas, toda economía intenta alcanzar un equilibrio entre la oferta y la demanda. Nuestra sociedad ya se ha quemado una vez en la Crisis del 29 (Wall Street) y Keynes ya nos ha dejado sus consejos. El éxito de ciertas economías ha pronunciado el consumo, Sí, lo sé lo conoce bien trayéndote todas las novedades del mercado para que no te pierdas detalle. Pero la ecuación es simple: consumodinero, dinero – trabajo… ¡pues sí! salvo que no te ganes la lotería o robes un banco, el trabajo es condición sinequanon para tus vicios y caprichos.

Trabajos hay muchos, claro que tu trabajo ideal está escondido en alguna parte que si logras hacerle piedra libre las cosas serán más sencillas… o digamos pasables. La campaña publicitariaLa vida es demasiado corta como para tener el trabajo equivocado” ha dado en el clavo. La originalidad de esta estrategia publicitaria refleja los posibles duros trabajos a los que puede someterse un ser humano como consecuencia del avance tecnológico. Poder disfrutar de un café de máquina, de sacar dinero de un cajero automático, de hacer la colada en centros de lavadoras, de comprar tabaco mediante una máquina expendedora automática, sacarse fotos en bocas de metro o tren. El avance de la sociedad ha tecnificado ciertos trabajos reemplazando la mano del hombre por una máquina.

La vida avanza y tu debes subirte a la ola… pero siempre existe ese sentimiento retrógrado, ese dicho que nos recuerda que siempre el tiempo pasado fue mejor… Extraño Dilema. Lo cierto es que no te quedes dormido sobre tu mesa de trabajo, sal de debajo de las suelas de los zapatos de tu jefe y encuentra tu trabajo ideal. La vida es demasiado corta como para tener el trabajo equivocado.

Campaña – Publicidad